¿Cómo agregar pasto realista a tus renders?

Actualizado: 4 nov


Al momento de realizar un render de exterior, uno de los elementos que con mayor facilidad pueden restarle realismo a tus imágenes es el pasto.


Esto se debe porque a que aunque en parte pareciera que se trata de un material que podemos utilizar para cubrir superficies, realmente es un objeto tridimensional, que debería interactuar con el resto de los objetos en la escena, también se comporta un poco como un material que cubre superfices. Hasta certo punto pasa algo similar cuando trabajamos con superficies cuyos materiales tienen un gran volumen, por ejemplo, muros de piedra o maderas cuyas vetas se han desgastado con el tiempo.

Y mientras que estos ejemplos se pueden solucionar utilizando un mapa de bump, o mejor aún uno de desplazamiento. El pasto realmente es un caso especial, pues los mapas dificilmente podrán imitar la complejidad de su forma orgánica.


Existen formas de solucionar esto, como por ejemplo puedes utilizar V-Ray Fur, una herramienta que elevará la geometría del objeto, cuyos parámetros se puden configurar para imitar pasto, alfombras, cabello, etc. Esta herramienta es muy útil y más adelante deberemos dedicar una entrada al blog dedicada exclusivamente a ella, sin embargo, pone a prueba las capacidades de tu equipo y no recomendamos usarla indiscriminadamente. Entonces ¿Qué puedes hacer si tienes grandes extensiones de pasto? Lo que te recomendaremos en esta ocasión será acudir a la postproducción en Photoshop u otro programa de edición de imágenes. Para esto lo primero que hay que hacer es retirar el espacio dondé irá nuestro pasto, de preferencia podemos apoyarnos en un Material ID con lo que la selección del área que ocupa esta textura se identificará con un mismo color.


Seleccionamos este color (recomendamos utilizar la selección por gama de colores) y empleamos una máscara de capa para ocultarlo.